Los interruptores de protección térmicos TCP

Interruptores de protección térmicos

Los interruptores de protección térmicos le ofrecen la protección óptima frente a sobrecarga para todos los consumidores en los sistemas de distribución de energía. Tras activar el interruptor de protección, la función de conmutación integrada permite una reconexión directa. En comparación con un fusible, aquí se ahorrará el tener que sustituir el fusible. Cuanto mayor es la sobrecarga, más deprisa se activa el interruptor para protección de equipos térmico.

Más información

Sus ventajas

  • Adecuado para todos los cartuchos de fusible plano gracias a los contactos enchufables normalizados
  • Tiempos de parada reducidos gracias a la reconexión inmediata tras el disparo
  • Instalación que ahorra espacio gracias al diseño estrecho
Selección de interruptores de protección térmicos

Interruptores térmicos para protección de equipos

Interruptores térmicos para protección de equipos Función y ejecución

Los interruptores térmicos para protección de equipos se activan normalmente mediante una tira bimetálica. En caso de fallo, el bimetal se calienta y corta el circuito eléctrico.

En este caso se aplica lo siguiente: cuanto mayor es la sobrecarga, más deprisa se activa el interruptor térmico para protección de equipos.

Los equipos permiten reconectarse en todo momento. Los interruptores térmicos para protección de equipos están disponibles como versiones enchufables.

Armario de control con interruptores de protección térmicos

Interruptores térmicos para protección de equipos en el armario de control

Campos de aplicación

Los campos de aplicación típicos para interruptores térmicos para protección de equipos son sensores y actuadores en instalaciones.

Estos incluyen entre otros: motores, elementos de calefacción y ventiladores, así como equipos con una elevada corriente de arranque.

Los márgenes de tensión de los interruptores térmicos para protección de equipos se hallan como máximo en 250 V AC o 65 V DC.