Dispositivos de protección contra sobretensiones para instalaciones emisoras y receptoras

Protección contra sobretensiones para instalaciones emisoras y receptoras

Las antenas son verdaderos captadores de rayos. Utilice una potente protección contra sobretensiones con una atenuación baja. Vaya siempre sobre seguro con nuestros potentes módulos de protección coaxiales COAXTRAB. Mediante la selección adecuada de circuitos de protección con baja capacitancia se consiguen una baja atenuación y simultáneamente un elevado ancho de banda. Gracias a una buena adaptación de las impedancias, la protección contra sobretensiones no confunde la señal útil.

Más información

Sus ventajas

  • Alta derivación de sobrecorriente gracias a componentes muy potentes
  • No se distorsionan las señales útiles, ni siquiera en caso de frecuencias de transmisión elevadas
  • Protección para todas las aplicaciones y señales usuales mediante una gama de productos completa
  • Uso versátil, ya que ofrece diseños y tecnologías de conexión para cada aplicación
Dispositivo de protección contra sobretensiones coaxial COAXTRAB

COAXTRAB - Protección contra sobretensiones para instalaciones emisoras y receptoras

COAXTRAB – Protección contra sobretensiones para cables coaxiales

La familia de productos COAXTRAB ofrece una protección contra sobretensiones adecuada para la tecnología de conexión correspondiente en función de la aplicación. Existen dispositivos de protección contra sobretensiones adecuados para los sistemas de transmisión y recepción con conectores N o conexiones 7/16 en el entorno de la telefonía móvil o para la electrónica de consumo con conexiones TV/SAT y conexiones BNC. Gracias a los bajísimos valores de atenuación, los módulos de protección permiten una transmisión de señales sin interferencias.

Antena parabólica en una montaña a las afueras de una ciudad

Las instalaciones emisoras y receptoras expuestas se ven especialmente afectadas por las perturbaciones atmosféricas

Áreas de aplicación de los módulos de protección coaxiales

Se considera que las instalaciones emisoras y receptoras están muy expuestas a sobretensiones. Los cables de antenas que salen de los edificios, y por lo tanto muy largos, así como las propias antenas, están sometidos directamente a las descargas generadas por agentes atmosféricos. A través de los tramos de cable, las sobretensiones pueden llegar hasta las delicadas interfaces de las instalaciones e influir en la transmisión, o incluso interrumpirla.
Las altas frecuencias de la transmisión inalámbrica requieren módulos de protección con una capacidad propia reducida, poca pérdida por inserción y una buena adaptación de impedancia. Sin embargo, se necesita un buen efecto protector con una gran capacidad de derivación. Por ello, los módulos de protección adecuados vienen equipados con potentes descargadores de gas o con la tecnología Lambda/4.