Empleados durante la auditoría energética con la ayuda de un software

Monitorización de energía – la base para una gestión energética orientada a los objetivos

La eficiencia energética es un factor de éxito económico decisivo que las empresas deben abordar activamente, dado que la protección del clima constituye ahora más que nunca un problema global.

Los flujos energéticos captados de manera continua son la base de un sistema de gestión energética eficiente. Mediante el registro específico de los parámetros de la instalación relevantes para la energía, se puede identificar el potencial de ahorro y determinar medidas para la gestión eficiente de la energía de acuerdo con la norma DIN EN ISO 50001.

Ventajas de la monitorización de energía

  • Tenga siempre los datos relevantes a la vista gracias al registro fiable y continuo de las magnitudes de medida
  • Obtenga la certificación DIN EN ISO 50001 de forma rápida y sencilla y aproveche la financiación pública
  • Producción respetuosa con el medio ambiente – desviación directa de medidas de ahorro para recursos escasos
  • Optimización de procesos gracias al registro paralelo de datos de funcionamiento y de las máquinas
  • Ahorro de costes mediante la gestión inteligente del consumo de energía
Representación del ciclo PDCA flotando sobre una mano

La norma ISO 50001 de gestión de energía

La introducción de un complejo sistema de gestión de energía EnMS según la norma ISO 50001 sirve como enfoque sistemático para mejorar reiteradamaente el rendimiento energético mediante el ciclo PDCA. PDCA son las siglas de las fases individuales del enfoque iterativo y sistemático: Plan, Do, Check y Act.

La monitorización integral de la energía ayuda a los equipos de gestión de energía en la fase Check (comprobación) gracias al registro fiable y continuo de las variables medidas.

Interfaz de usuario Proficloud.io para la gestión de energía basada en el Internet de las cosas en la pantalla de un portátil

La gestión de la energía basada en IoT – El camino hacia el futuro

La gestión de energía basada en IoT combina las ventajas del Internet industrial de las cosas, una sofisticada tecnología de medición y los Smart Services en constante evolución. 
Los equipos de medición aptos para IoT (Smart Devices) pueden conectarse directamente a una plataforma en la nube a través de una interfaz Ethernet y el protocolo MQTT mediante Plug & Play. Dentro del entorno de la nube, los equipos de medición pueden integrarse fácil y rápidamente en un sistema nuevo o existente a través del Device Management Service. A partir de este momento, los valores medidos seleccionados se transmiten y almacenan automáticamente. El responsable de la gestión de la energía tiene acceso inmediato a los datos a través del Smart Service y puede utilizarlos directamente.