Voestalpine Signaling: seguridad en el tráfico ferroviario con bornas para carril push-in

Tecnología de inserción directa push-in de Phoenix Contact en el sistema de diagnóstico de Voestalpine

Señalización Voestalpine Visión general

  • Voestalpine Signaling Siershahn GmbH está especializada en la seguridad de servicio del transporte ferroviario.
  • Para alcanzar una alta seguridad en el transporte ferroviario se requieren componentes de primera categoría.
  • Para instalar de forma rápida los sistemas de seguridad en las vías ferroviarias y para transmitir los datos de manera fiable, la empresa emplea la tecnología de inserción directa push-in de Phoenix Contact.
  • Además de la seguridad de contacto y de funcionamiento, esta tecnología Voestapline también ofrece un potencial de ahorro en el procesamiento.

Perfil del cliente

En la seguridad del tráfico ferroviario, es casi imposible pasar por alto los detectores de cajas de grasa calientes para los ejes de los trenes de Voestalpine Signaling. El proveedor de sistemas de monitorización y diagnóstico, filial de la austriaca Voestalpine AG, también está especializado en la detección de piezas que cuelgan o sobresalen del perfil del tren.

Rudolf Mühlenbein, de Voestalpine Signaling, de rodillas delante de un sistema de vías

Rudolf Mühlenbein, de Voestalpine Signaling, confía en las bornas para carril con tecnología push-in

Aplicación

"Para poder registrar sin contacto los datos mecánicos y físicos en los bastidores de los vehículos ferroviarios y extraer las conclusiones correctas a partir de los resultados procesados se requieren amplios conocimientos técnicos", explica Rudolf Mühlenbein, del departamento de Investigación y Desarrollo de Voestalpine en Siershahn. Los sensores se conectan mediante conductores de cobre, cables de fibra óptica o de forma inalámbrica a las unidades de evaluación, que se encuentran en los armarios de control.

En función del nivel del sistema, por ejemplo, en las instalaciones de detección de peligros, antes de su instalación, los productos de Voestalpine deben recibir la aprobación de la Autoridad Federal de Ferrocarriles alemana (EBA). "Esta es otra razón por la que tenemos un gran interés en disponer de contactos fiables para todo nuestro sistema electrónico y para la instalación eléctrica", comenta Mühlenbein. A tenor de las estrictas condiciones de las autoridades ferroviarias, Voestalpine desarrolla todos los sensores y las unidades de evaluación, así como el firmware y el software, en la propia empresa. Los esfuerzos de desarrollo y pruebas son, en consecuencia, también elevados.

Armario de control equipado con componentes de tecnología de conexión push-in

Componentes con tecnología de conexión push-in para las conexiones internas y externas

Solución

"Para no perder tiempo durante los numerosos procedimientos de cableado y desconexión eléctrica que se llevan a cabo para las pruebas y simulaciones, optamos por la tecnología de inserción directa push-in de Phoenix Contact", explica Mühlenbein. "Con esta tecnología de conexión, ahorramos mucho tiempo y realizamos bastantes más ciclos de pruebas".

En todas las estructuras eléctricas, hasta la instalación lista para el funcionamiento, Voestalpine emplea conductores preconfeccionados con puntera. "Al trabajar principalmente con secciones pequeñas, la tecnología de conexión push-in nos permite realizar sin problemas la instalación en nuestros emplazamientos y en el destino final, así como el mantenimiento y la revisión posterior", afirma Mühlenbein. "Sobre todo dado que nuestras instalaciones se entregan y ponen en servicio en todo el mundo".

Bornas con pulsadores de accionamiento de color naranja

Los pulsadores de accionamiento de color naranja protegen los contactos con resorte de posibles daños

Los pulsadores de accionamiento de color naranja de las bornas resultan particularmente útiles, ya que el contacto puede abrirse con cualquier herramienta puntiaguda o similar a un destornillador. Por un lado, los puntos de embornaje se identifican claramente. Y, por otro lado, es imposible confundirlo con otras tecnologías de conexión y también se evita el contacto accidental con las piezas conductoras durante el accionamiento. Los conductores pueden conectarse a las bornas push-in incluso sin tratamiento previo.

Cuando los vehículos ferroviarios pasan por los sensores y las agujas, se generan grandes vibraciones. Po ello, la resistencia a las vibraciones de los componentes instalados es clave para Mühlenbein. Phoenix Contact somete a todas las borna para carril, independientemente de la tecnología de conexión, a un ensayo de vibraciones según el grado de intensidad de la norma DIN EN 50155 (norma ferroviaria alemana). Durante estas pruebas, que se realizan con frecuencias de hasta 150 Hz en todas las direcciones de los componentes, no pueden registrarse interrupciones de contacto superiores a un microsegundo.

Conclusión

El alto nivel de seguridad del transporte ferroviario exige también la fiabilidad de los componentes electrotécnicos. "La elección de la tecnología de inserción directa push-in de Phoenix Contact fue muy acertada", resume Mühlenbein. "En definitiva, esta tecnología no solo nos ofrece seguridad de contacto y de funcionamiento, sino también el potencial de ahorro que necesitamos en cuanto a tiempo de procesamiento. Por lo tanto, en los nuevos desarrollos, solo diseñaremos sistemáticamente productos con esta tecnología de conexión. Además, nuestros fabricantes de armarios de control también prefieren esta tecnología".