El sistema inalámbrico Radioline ahorra tiempo y dinero en el proceso de colada de componentes automovilísticos

Vista general

Fundición de hierro de GF Automotive en Singen  

Planta de fundición en la fundición de hierro de GF Automotive en Singen

  • Como proveedor líder a escala mundial, GF Automotive fabrica piezas de fundición de hierro y metal ligero para accionamientos, trenes de aterrizaje y carrocerías de automóviles y vehículos industriales.
  • Para el proceso de fundición de los distintos componentes se necesita oxígeno, que se almacena en depósitos situados en emplazamientos alejados.
  • El sistema Radioline transmite los valores de medición y los mensajes de avería de forma inalámbrica a la central de control, puesto que no pueden tenderse cables.

Perfil del cliente

Rodamiento giratorio de la producción de GF Automotive  

Entre otros, GF Automotive fabrica rodamientos giratorios en diseño biónico

La mayor planta del sector GF Automotive de Georg Fischer AG se halla en Singen. En esta planta un total de 1100 empleados procesan anualmente 200.000 toneladas de hierro para la producción de componentes de alta calidad.

Los componentes de hierro fundido esferoidal para automóviles y vehículos industriales incluyen brazos de remolque, cubos de ruedas, rodamientos giratorios, cajas de dirección y de engranajes, horquillas de cambio y pinzas de freno.

Aplicación

Depósitos de oxígeno en la planta de Singen de GF Automotive  

Los valores de medición se transmiten de forma inalámbrica entre el depósito de oxígeno y la central de control

Para la fundición del hierro, GF Automotive utiliza un horno de cubilote de aire caliente de larga duración, que se llena desde arriba con combustible, metal y formadores de escoria (cal). A través de un ventilador, el aire de combustión penetra a través de toberas directamente en el foso del horno. La alimentación de aire caliente y oxígeno reduce considerablemente el consumo de energía. El oxígeno se sopla desde depósitos situados a distancia al horno de cubilote. Entre el depósito de oxígeno y la central de control también debe salvarse una distancia de 50 a 100 metros.

En los depósitos, unas sondas de medición se encargan de registrar el nivel de llenado, la presión y la temperatura. Estas señales deben comunicarse para la supervisión a la central de control. De todos modos, no se consideró la posibilidad de una transmisión de datos por cable, porque las cintas transportadoras no podían desmantelarse para la alimentación de carbón. La solución planificada originalmente con un sistema de control local en el parque de depósitos y su conexión a la central de control mediante un cable Ethernet no pudo implementarse.

Solución

Sistema inalámbrico Radioline  

El sistema Radioline puede adaptarse fácilmente a los correspondientes requisitos

"Debido al esfuerzo que hubiera supuesto el tendido de cables, nos decidimos por una solución basada en un sistema inalámbrico sobre la base del sistema Radioline de Phoenix Contact“, comenta Dirk Jänchen, jefe de la central de técnica de GF Automotive. Con la solución inalámbrica de uso flexible, además de señales de E/S también pueden transmitirse datos serie, y ello sin licencia, es decir, sin gastos adicionales. Los módulos que funcionan de forma inalámbrica sobre la base de la robusta tecnología Trusted Wireless 2.0 se han diseñado especialmente para el intercambio de señales a lo largo de distancias más grandes. En caso de un espacio abierto, pueden salvarse distancias de varios cientos de metros hasta cinco kilómetros entre dos participantes inalámbricos. "El uso de Radioline permite ahora el registro continuo de los valores de medición de forma que podemos detectar posibles fallos con antelación y tomar contramedidas inmediatamente", informa Jänchen.

La instalación y puesta en servicio del sistema inalámbrico se realiza mediante ruedas moleteadas. El denominado mapeo de E/S distribuye las señales de hasta 250 estaciones sin necesidad de apoyo por software. Para ello, el usuario solo tiene que ajustar en el mismo número los equipos Radioline, que deben comunicarse entre sí, con la rueda moleteada. Según la solicitud de aplicación, con el sistema inalámbrico puede establecerse desde la sencilla conexión punto a punto hasta la red enmallada autocurante así como estructuras de red a voluntad para llevar a cabo además de la transmisión de E/S y la sustitución de cables serie una integración directa de módulos de E/S en un sistema de control Modbus/RTU. Además, puede determinarse individualmente la tasa de datos de la interfaz inalámbrica y de este modo aumentar la sensibilidad del receptor. Con una tasa de datos baja, puede superarse un alcance considerablemente más grande que con una velocidad de transmisión elevada. Asimismo, Trusted Wireless 2.0 convence por sus buenas opciones de diagnóstico así como la coexistencia con otros sistemas que emiten de forma inalámbrica en la misma banda de frecuencia.

Conclusión

Desde hace más de diez años, la gama de productos de Phoenix Contact ya incluye soluciones inalámbricas. Como uno de los desarrollos más recientes, el sistema Radioline consta de un módulo inalámbrico y siete módulos de E/S alineables distintos. Las distintas estaciones de E/S pueden ampliarse con hasta 32 módulos de E/S que pueden instalarse o cambiarse durante el servicio en curso. Además de la capacidad Hot Swap, los componentes inalámbricos constan de una separación canal a canal galvánica de alta calidad. "Mediante el uso del sistema Radioline nos hemos ahorrado mucho tiempo y dinero", resume Dirk Jänchen. Gracias a estas experiencias positivas, en el futuro en GF Automotive seguirán utilizándose sistemas inalámbricos de Phoenix Contact.

PHOENIX CONTACT S. A.

Ruta Panamericana,
ramal Campana Km 37,500
Centro Industrial Garín -
Calle Haendel Lote 33 - (1619)
Garín, Buenos Aires –
República Argentina
+54 3327 41 7000

Más información

Referrer:

El presente sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea nuestro aviso legal.

Cerrar