Punteras

Punteras

Las punteras sirven para la confección de conductores segura en cuanto al proceso, el cableado y el procesamiento posterior. Ofrecen muchas ventajas en las instalaciones electrotécnicas, tanto mecánicas como eléctricas. La tarea principal de la puntera consiste en evitar el empalme del conductor, así como proteger los hilos trenzados individuales contra efectos mecánicos como al conectarlos a bornas de tornillo. Al utilizar bornas de resorte es imprescindible además de ello una conexión fija entre el conductor de cobre y la puntera. Además de la pinza para punteras adecuada, la calidad del material del manguito es decisiva para lograr una conexión crimpada óptima y, por lo tanto, segura.

Mujer sujetando una puntera entre los dedos

Ventajas importantes de la puntera

  • Seguridad de funcionamiento y contacto más elevada y a largo plazo
  • Tratamiento posterior con ahorro de tiempo, especialmente también con bornas push-in
  • Conexión segura, también en caso de varios cambios de cableado
  • Reducción de roturas de cable
  • Detección de la sección sencilla
  • Mayor seguridad contra vibraciones
  • Resistencias de contacto constantemente bajas
  • Protección de los hilos trenzados individuales, especialmente también para las bornas de tornillo
  • Fijación uniforme con conexiones por tornillo

Normas para punteras

En la norma DIN 46228 se define la puntera de 0,5 a 50 mm². Esta norma se divide en cuatro partes:

  • Parte 1, parte del tubo sin manguito de plástico
  • Parte 2, versión crimpada con y sin revestimiento aislante
  • Parte 3, con revestimiento de conductores sin revestimiento aislante
  • Parte 4, forma del tubo con manguito de plástico

Además de las dimensiones geométricas del manguito forman parte de la norma el material, el color dependiente de la sección, así como los principios de ensayo. Además, debe cumplirse el requisito para las punteras y los conductores de las clases 2, 5 y 6. Las secciones de los conductores se definen mediante los valores de resistencia eléctricos y no, como en el caso de las punteras, mediante las dimensiones geométricas. Por este motivo, son posibles diferencias más grandes en las secciones. Debido a este hecho, existe cierta discrepancia entre la puntera y el conductor. Sin embargo, las pinzas para punteras de Phoenix Contact se han diseñado principalmente para compensar estas diferencias de capacidad.

Además de la norma DIN, existe una norma francesa para manguitos, la NF C 63-023. A excepción de la coloración en algunas secciones, la norma NF se basa en la norma DIN. Como novedad en el ámbito de los principios normativos para punteras, cabe destacar la UL 486F y la C22.2 NO. 291-14 canadiense. Estas normas armonizadas también se basan en la norma DIN, aunque se ocupan con mayor profundidad del método de prueba y los requisitos específicos.

En la norma UL 486F se fijan por primera vez de forma normativa manguitos especiales como punteras "TWIN" para la conexión de 2 conductores. Para una certificación según los estándares citados anteriormente UL y CSA se precisa una amplia comprobación por parte de la correspondiente organización. Pero no solo se comprueban y certifican las punteras, sino todo el sistema formado por la pinza para punteras y la puntera.

Se utilizan punteras y tenazas de crimpado

Punteras y tenaza de crimpado

Pioneros en normas internacionales de calidad, seguridad y compatibilidad

Como uno de los principales fabricantes, Phoenix Contact ha homologado sus punteras - Made in Germany - en combinación con una selección de pinzas para punteras según la norma UL 486F que entró en vigor en 2016. De este modo, las pinzas para punteras son conformes con la norma DIN 46228-1-4 y cumplen los requisitos de mercado globales en cuanto a calidad, seguridad y compatibilidad. De este modo, Phoenix Contact también ofrece un sistema con aceptación a escala mundial para sus clientes orientados a las exportaciones.