Aerogenerador

Monitorización estructural de las palas del rotor Funcionamiento seguro del aerogenerador

Los aerogeneradores modernos se controlan mediante innumerables sensores. En particular, las palas del rotor están equipadas con un número cada vez mayor de sensores. Por un lado, se monitoriza y optimiza el modo de regulación del aerogenerador y, por otro, se detectan los daños a tiempo. Así, las reparaciones y el mantenimiento resultan más fáciles de planificar. La monitorización estructural es una parte esencial de esta tecnología de sensores. Se utiliza para observar continuamente cómo cambia la estructura de las palas del rotor durante su funcionamiento.

Aplicación

Las palas del rotor de un aerogenerador están expuestas a cargas dinámicas extremas. Esto provoca daños menores recurrentes que, en casos extremos, pueden destruir completamente la pala del rotor o incluso todo el aerogenerador. Mediante la detección temprana, estos daños pueden repararse fácilmente in situ y se puede evitar el fallo del aerogenerador. Para detectar estos daños, se requiere una monitorización fiable de la estructura en la pala del rotor.

Sensor SH-M

Sensor SH-M para la monitorización estructural

Structural Health Monitoring (SH-M) La solución para la monitorización estructural

Structural Health Monitoring es un sistema de monitorización para supervisar continuamente la integridad estructural de las palas del rotor de los aerogeneradores. En una fase de aprendizaje, el sistema aprende por sí mismo cómo se comportan las palas del rotor en una situación normal. De este modo, las anomalías pueden detectarse en una fase temprana y examinarse a posteriori con mayor detenimiento. El sistema cuenta con un sistema de alarma probado durante años que indica al operador cuándo es necesario actuar. Así se evitan las reparaciones importantes y los daños indirectos.

Sensor:
Para registrar los datos de la monitorización estructural, solo se necesita un sensor en cada pala del rotor. El sensor, optimizado para el uso en aerogeneradores, mide la aceleración en dos ejes y la temperatura. Estos datos se utilizan para evaluar la integridad estructural de la hoja. Los daños se detectan a tiempo.

Instalación nueva o reequipamiento:
El sensor del SH-M se instala en el primer tercio de la pala del rotor. Por lo tanto, el sistema para la monitorización estructural no solo es apto para instalaciones nuevas, sino que también puede instalarse fácilmente como solución de reequipamiento en los aerogeneradores existentes. Tras la fase de aprendizaje, estos aerogeneradores también aprovechan las ventajas de la monitorización estructural moderna.

Sus ventajas

  • Seguridad elevada del aerogenerador mediante la prevención de daños directamente en la pala del rotor
  • Mantenimiento preventivo para evitar daños y reparaciones planificables gracias a las alarmas tempranas
  • Reducción de costes al disminuir los tiempos de inactividad del aerogenerador
Contacto personal
Solicite ahora su solución personalizada.
Estaremos encantados de asesorarle y de aclarar con usted los requisitos específicos de su proyecto.
Póngase en contacto con nosotros
Expertos en aerogeneradores en un paisaje invernal frente a los aerogeneradores