Firma electrónica

Para Phoenix Contact, la transformación digital es parte esencial de su orientación estratégica.

Phoenix Contact utiliza una plataforma digital para firmar documentos de forma electrónica. Ello permite firmar contratos u otros acuerdos de forma rápida y segura por vía electrónica. De este modo, nuestros socios comerciales también pueden refrendar los contratos de forma muy sencilla, rápida y sin interrupciones de medios, de forma segura y gratuita.

Lea la carta de nuestra dirección sobre la introducción de la firma electrónica como declaración y compromiso con la transformación digital.

Ventajas de la firma electrónica

Ahorro de tiempo
Con una conexión a Internet, puede firmar contratos de forma rápida y sencilla desde prácticamente cualquier lugar y equipo con poca inversión de tiempo.

Ahorro de gastos
La firma electrónica no solo ahorra la impresión y el franqueo, también el posterior escaneo para la documentación.

Seguridad
Nuestro proveedor cumple los requisitos de la normativa eIDAS, así como con los estándares certificados de Estados Unidos y Europa. Con ello, su información está protegida y encriptada.

Transparencia
Todas las partes implicadas pueden ver y seguir el estado actual de un contrato, para que todos tengan la misma transparencia.

Comodidad
La plataforma está diseñada para ser muy fácil de usar y cómoda de manejar. Unas sencillas explicaciones guían al firmante a través del proceso.

Respeto al medio ambiente
Los recursos compartidos se protegen eliminando los materiales de impresión, el envío y el transporte.

Uso gratuito
Si recibe un enlace de nuestra empresa para firmar de forma electrónica, para usted, como socio comercial, siempre es gratuito firmar un documento.

Firma con seguridad jurídica

Huelga decir que Phoenix Contact concede gran importancia a la seguridad jurídica de la firma electrónica.

La firma electrónica es jurídicamente vinculante para casi todas las transacciones comerciales en la UE y los Estados Unidos. Nuestro proveedor cumple la normativa del llamado Reglamento eIDAS de la UE, así como el ESIGN y la Ley de Transacciones Electrónicas Uniformes de los Estados Unidos.

Encontrará más información aquí: